Economía

Para impulsar la economía de México necesitamos un crecimiento económico más dinámico y equitativo. No puede haber crecimiento que beneficie sólo a unos cuantos. Por ello, debemos implementar una estrategia integral con tres pilares:
1. Crear las condiciones para crecer más.
2. Impulsar nuevos motores de crecimiento.
3. Mejorar los ingresos de las familias, especialmente las que menos tienen.
¿Cómo podemos crecer más? Tengo muy claro que no se trata sólo de políticas económicas. También es indispensable poner fin a la corrupción, recuperar la seguridad y fortalecer el Estado de Derecho. Sin estos elementos no podremos alcanzar una economía con visión de futuro.
Como segundo paso, pongamos las finanzas públicas en orden. Usemos los recursos en lo que es realmente prioritario y reduzcamos los gastos en privilegios de funcionarios y programas que no dan resultados. Un ejemplo de esto sería eliminar el financiamiento a partidos, el gasto de gobierno en publicidad y el “fondo de moches” de la Cámara de Diputados.
Quiero un gobierno que no estorbe. Por eso, desregulemos la economía para que sea más fácil que nunca abrir, financiar y crecer un negocio. Que el gobierno brinde mejores oportunidades educativas y de desarrollo profesional, con especial prioridad en la región Sur-Sureste del país. Finalmente, impulsemos la inversión en infraestructura con honestidad y transparencia. Esto incluye aprovechar mejor los hidrocarburos y promover la transición a fuentes renovables.
Tenemos que apostar también en nuevos motores para la economía. El gobierno debe invertir en las industrias de alto valor agregado que serán las fuentes de empleo y bienestar en el futuro. Algunos ejemplos son la “economía verde”, que consiste en transitar a una economía sustentable, la “economía azul”, basada en impulsar el crecimiento económico en las costas y litorales del país, el turismo cultural y de experiencias, la inversión en el campo con tecnología e investigación de punta, así como sectores como los vinculados a las tecnologías de la información, el comercio electrónico, la biotecnología y la farmacéutica.
El tercer pilar para fomentar el crecimiento de México es ver por las familias y su economía. Necesitamos aumentar gradualmente el salario mínimo para que alcance para una canasta básica. También necesitamos eliminar o reducir el Impuesto Sobre la Renta (ISR) para trabajadores que ganan hasta quince mil pesos mensuales. Busquemos convertir a México en el paraíso del emprendedor a través de la reducción de trámites, la simplificación fiscal y el acceso a financiamiento. No olvidemos buscar mayor equidad de género en la economía. Con estas medidas lograremos un crecimiento económico mejor distribuido. Necesitamos que la riqueza de México sea para todos. No sólo para unos cuantos.

¡Sígueme y dale Like!